Machado

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar". Machado.

lunes, 29 de diciembre de 2014

DESDE LEGARIA AL POZO DE LA MORA, CRUZ DE PIEDRAMILLERA Y PORTILLO

ALREDEDOR DE LA SIERRA DE DOS HERMANAS


FICHA TÉCNICA-
Día: 29/12/2014 
Participantes: Diego, Paula, Julián y Lourdes.
Tiempo estimado: 2 horas y media.
Distancia: 11 km. 
Dificultad: Media.
PR-NA 185.
Como llegar: 
Por la carretera NA 132-A de Estella hacia Vitoria. Entre Murieta y Ancín, a la altura de Mendilibarri, un cruce a la izquierda nos lleva a Legaria. 
ITINERARIO:
Legaria - Cementerio - Pozo de la Mora - Carretera NA-7410 - Piedramillera - Iglesia y cementerio - Deposito de agua - Cruz - Portillo - Camino de Mués a Ancín - Fuente Matahambre - Zalduquia - Legaria.

En el año 1977 se editó la Carta Arqueológica del Señorío de Learza, situado en Valdega, Navarra, y señalaba la existencia entre los términos municipales de Legaria, Oco y Etayo un oppidum de la II Edad del Hierro en un cerro próximo al Pozo de la Mora.
Un oppidum (en plural oppida) es un término genérico en latín que designa un lugar elevado, una colina o meseta, cuyas defensas naturales se han visto reforzadas por la intervención del hombre. Los oppida se establecían, generalmente, para el dominio de tierras aptas para el cultivo o como refugio fortificado que podía tener partes habitables.
El Pozo de la Mora.
El emplazamiento era perfecto; buena defensa natural, proximidad de agua, cruce de viejos caminos, posibilidad de dedicarse al pastoreo y productivos campos de cultivo de cereal, olivo y vid.
Se encontraron cerámicas modeladas a mano , con torno, molinos...de época de hierro y romana.
Son varios los topónimos de la zona: Reajales (regajales) arroyo en una zona llana de cultivo, y junto al paso del antiguo camino que transcurre en dirección norte-sur para unir la Valdega con la Berrueza y comunicar con Mués, Los Arcos; Pozo de Remigio (era un pozo artificial); y Pozo de la Mora ( son varias pozas naturales donde se represa el arroyo y que constituyen una notable reserva de agua, aun cuando los estiajes secan el arroyo.)


RUTA:
Iglesia de San Martín en Legaria.
Saliendo del pueblo de Legaria, del barrio del Monte, se atraviesa un pequeño bosquete que hay encima de la iglesia de San Martín del pueblo, para llegar a la altura del cementerio. Sin llegar a él, continuamos, con un giro a la izquierda, por la carretera asfaltada que nos va a llevar al Pozo de la Mora.
A nuestros costados están los campos de cereal nacidos y muy avanzados. Tenemos una imagen que nos haría creer que estamos en primavera, sino llega a ser por los maizales que todavía no han sido arrancados y están secos.




La pista transita recta, con un ligero desnivel, hasta el Pozo de la Mora, que queda en el lateral izquierdo. Con las últimas lluvias y nieves cae la cascada, que en verano desaparece.







Una parada para contemplar el paraje y sacar unas fotos es obligatoria. El enclave es bonito y no hace recordar muchas aventuras de nuestra infancia..









Cascada en El Pozo de la Mora.














Proseguimos con un ligero ascenso hasta derivar en la carretera NA-7410, que va de Piedramillera a Murieta, pasando por Oco. 
Arlas viene hoy con nosotros así que hay que atarlo por seguridad, el tráfico es poco frecuente pero baja hasta un ciclista y hay que tener cuidado. Hace frío y el viento que sopla de los altos de Lóquiz nos obliga a ir protegidos. La cuesta se pica y es en ascenso hasta el pueblo. 
Detrás de Piedramillera podemos ver la cumbre del Yoar, inconfundible por sus antenas. Debido a la nevada parece más cercana.
Tomamos el cruce, a la derecha, que indica la entrada a Piedramillera y girando por la derecha vamos avanzando por las afueras del pueblo. Hay un cartel que indica el PR- NA 185 al Portillo, hacia la derecha, pero decidimos obviarlo e ir a la cruz que hay en lo alto de la peña qu està situada encima del pueblo. 
Para ello continuamos rectos por la Calle Recogedera y llegamos a la iglesia dedicada a Santa María. 





Desde su pórtico tenemos una preciosa imagen de un pajar que han puesto en mitad del pueblo, y detrás está Monjardín y Montejurra.









En el lateral Oeste tiene adosado un antiguo cementerio. Nosotros progresamos por el lateral siguiendo una estrecha senda que gira a la izquierda, por encima del depósito de aguas, y es fácil de seguir por los canales cementados. Estamos internándonos en la Sierra de Dos Hermanas, en su vertiente ur.

Cuando llegamos a un gran hito de piedras un giro hacia la derecha nos lleva a la Cruz de Piedramillera. Está encima del pueblo y desde ella esa zona existen vastas panorámicas a todo el valle de la Berrueza, con la Basílica de San Gregorio enfrente, que se cierra con la Sierra de Codés y con el Yoar nevado; la sierra Costalera; y la sierra de Cabrega; a Monjardín; a Montejurra; y a la Sierra de Lóquiz.


Bajamos con cuidado porque hay hielo en algún sombrío y llegamos a la balsa. Está helada, así que a buscar piedras para romper la superficie de hielo. Como los chiquillos. Con una piedra se quiebra, no ha hecho demasiados días fríos y tiene solo un par de capas.

Giro a la izquierda para pasar por el estrecho Portillo. Una parada para contemplar a nuestras espaldas la silueta de San Gregorio recortándose en el cielo azul; y de frente el valle del Ega, con la sierra de Lóquiz y su cara Este, que iremos a recorrer mañana.
La senda transcurre por debajo de la Sierra de Dos Hermanas. En la umbría de ésta se conservan los musgos verdes y frescos.
El sendero da paso a un camino ancho de tierra, que debido a las lluvias y nieves en algún momento tiene grandes charcos que debemos sortear subiendo a los ribazos. Es el denominado camino Mues-Ancín. Antes de llegar a esta localidad, un giro a la derecha nos conduce hasta la Fuente de Matahambre. Virando a la izquierda vamos paralelos al arroyo del mismo nombre para pasar al lado de Zalduquia y desde allí a Legaria, adonde llegamos ya anocheciendo.
El frío es intenso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario