Machado

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar". Machado.

sábado, 13 de junio de 2015

FONT ROJA: BARRANC DE L'INFERN Y MIRADORES

PASEO BAJO LAS FRONDOSAS CARRASCAS


FICHA TÉCNICA-
Día: 13/06/2015
Participantes: Julián y Lourdes.
Tiempo estimado: 2 horas.
Distancia: 8 km.
Dificultad: Media-Baja.

Más información.
GR 7, PR CV 26.
Punto de inicio: Por la autovía de Alicante-Alcoy, después de los túneles del Barranco de la Batalla tomar la primera salida hacia Alcoy. En el primer semáforo pasadlo y girar a la derecha para atravesar la carretera con ayuda de una rotonda que te sitúa en el polideportivo Laporta. Continuar rectos por la CV-797 hasta la Font del Rossinyol entre el km 7-8, medio kilómetro antes del Santuario. También se puede iniciar en el Santuario.
Wikiloc:http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9946280

ITINERARIO:
Font del Rossinyol - Barranc de l'Infern- Pla dels Galers - Mirador de Pilatos - Mas de Tetuán - Cava Coloma/Pou del Carrascar - Depósito - Senda Botánica - Mirador de la senda - Pla de la Mina-  Miradores del Pla de la Mina - Cova Gelada - Glorieta dels Paellers - Santuario de la Font Roja - Font dels Xops - Font del Rossinyol.

RUTA:
Vamos a pasear por la cara Norte del Parque Natural del Carrascal de la Font Roja, está cubierta por una bien conservada vegetación autóctona, en la que predomina la carrasca o encina que da nombre al paraje, también hay ejemplares de madroño, fresno de flor, quejigos, arces, pinos e incluso algún tejo. Todo un paraíso terrenal y una posibilidad de paseo si no madrugas.
Aparcamos el coche en la curva al lado de la Font del Rossinyol. Nos ponemos las botas y llegamos a la fuente, es una pena, lo justo cae una intermitente gota de agua por su caño. Que año más escaso de lluvias, y ya es el segundo.







Nos dirigimos rectos, internándonos en un magnífico bosque de carrascas, madroños y vegetación exuberante. El sendero está habilitado, con vallas de madera en los laterales y señales que indican la dirección a seguir.

La temperatura es agradable, la única zona con arbolado de Alicante que permite en junio dar un paseo, por eso la hemos elegido hoy.


Caminamos, casi en llano, por una senda tapada por las hojarascas de las carrascas, un placer para los sentidos ver arboles y disfrutar de su frondosidad y verdor.
Poco a poco la senda va llegando a una encrucijada donde una pared tapada por la hiedra nos hace mirar hacia arriba, viendo el barranco de l'Infern que da nombre a esta ruta. 
El santuario ha quedado a la izquierda de nuestras cabezas, así que la cabecera de este cauce surge a la altura del Pla de la Mina.
Atravesamos el barranco en la umbría, en una cerrada curva y poco a poco va penetrando con más intensidad la luz, pero tenemos un día ideal, las nubes van en aumento, al revés de la previsión del tiempo que decía que llovía a la mañana y por la tarde levantaba. Llevamos chubasqueros, así que si llueve bienvenida será.


La senda va a una altura de media ladera y ahora en ascenso.
Vamos teniendo vistas al valle que hay entre Bañeres y Alcoy donde vemos cultivos de cereal ya amarillentos, y una extensa pinada a nuestros pies. De frente, en la altura destaca la sierra de Mariola y su inconfundible Montcabrer.
Entre la espesura parece que la primavera se ha detenido, las nubes que van en aumento nos dan una sensación de frescura de la que disfrutamos en cada paso.
Tropezamos con gente que hace la ruta al revés.

Nosotros mediante un par de zigzags nos situamos al lado de la gran peña y desde ella una brusca curva con giro a la derecha. El desnivel crece, es suave pero continuo y nos hace sudar un poco la camiseta.
Un último esfuerzo nos encarama hasta el Pla dels Galers.
Aquí enlazamos con la pista que viene desde el Santuario de la Virgen de los Lirios y va al Menejador por el Mas de Tetuán, lo dudamos pero tenemos tiempo y nos dirigimos a la derecha. 
Hace tiempo que no hemos estado en el precioso mirador de Pilatos, que cubre unas panorámicas completas a todo el valle de Bañeres, Alcoy, Cocentaina, y nos disponemos a visitarlo hoy. 

En pocos minutos llegamos.
Su acceso está señalizado con un poste metálico, hay que subir unas escaleras con peldaños de madera y contemplamos amplias panorámicas al valle, a la sierra Mariola que está enfrente, con el Montcabrer como buque insignia recortando el cielo. Incluso al fondo el valle del Comtat, el de la Seta, pero se ven cada vez más nubes tapando el Benicadell, la Serrella, Aitana y todas las sierras situadas al Noreste.



Si miramos hacia arriba, el impresionante carrascal de la Font Roja cubre toda la ladera y podemos ver el Menejador en lo alto.
Aquí volvemos a decidir si damos la vuelta o, un poco más, está un día fabuloso.
 Continuamos por la pista ancha, ésta toma una ligera pero continua inclinación hasta llegar al Mas de Tetuán. Una antigua casa de labranza abandonada, es una lástima que estas enormes masías vean caer sus muros piedra a piedra. Nos paramos a contemplar el ancestral tejo, en un panel calculan que tiene unos 300 años. El pobre está algo amarillo, le vendría bien un riego de socorro.  

En este punto hay una encrucijada de caminos. Si pasamos entre el tejo y la casa, rectos, nos llevará por el GR 7 hasta la Venta de los Cuernos después de pasar por la Cava de Santa María. Si vamos un poco a la izquierda, una senda nos llevará hasta el Mas de Foiaderetes. Nosotros continuamos por la pista ancha que en brusco giro a la izquierda nos hace pasar por la zona con menos arbolado del día, en este momento sale un poco el sol, pero enseguida lo engullen las omnipresentes nubes que aumentan por momentos. Que suerte.

Una ligera subida para llegar a la Cava Coloma/Pou del Carrascar, usada para guardar nieve, que luego convertían en hielo y lo comercializaban en verano. Su imagen con el Montcabrer a la espalda es espectacular.

Retomamos el camino, girándonos para observar el Alto del Teix, que queda encima de la Cava, y que es muy fácil visitar desde una estrecha senda que surge a la derecha.
Nos dirigimos rectos,  vemos en lontananza la caseta de vigilancia del Menejador y un coche en su puerta, me imagino que será del vigilante forestal. Nos alegra saber que alguien cuida este Parque Natural, último reducto de arbolado y vegetación autóctona de Alicante.


Llegamos por la pista a un cruce de sendas. A la derecha baja el PR 26 hacia el Pou de la Noguera, Cava Simarro, Cava el Canyo y dirección a Ibi.
Estamos al lado del depósito de agua que sirve para apagar los incendios. De frente se sube a la caseta de vigilancia, se puede ir recto por una senda de bastante desnivel, o por la derecha siguiendo una pista que afronta la subida más lentamente con una fuerte curva.
No tenemos tiempo, así que dejamos el Menejador para otro día. Nosotros vamos a la izquierda, después de recomendar a unos muchachos que la subida que traemos es muy cómoda y merece la pena visitar vestigios de la forma de vivir de nuestros antepasados que no conocen.

Nuestra pista se dirige al Norte y vemos la cantidad de nubes que se han reunido al fondo. Tiene aspecto de estar cayendo una cortina de agua.
Se abandona la pista para tomar una preciosa senda botánica habilitada de escaleras de tierra con peldaños de madera. Nos ha tocado alguna vez con nieve y siempre que pasamos lo recordamos, es un itinerario fabuloso después de una nevada, pero hoy es perfecta.
La bajada es sencilla y rápida, hay que tener cuidado con los escalones que han perdido el travesaño de madera porque puede estar a la vista el hierro y tropezar.

Llegamos al Mirador de la Senda, preciosas vistas presididas por el Santuario de la Virgen de los Lirios, vemos también el Pla de la Mina y sus miradores. Disfrutamos un momento, la foto da sensación de paz en mitad del monte y nada mas lejano de la realidad, se oye mucha gente y hablando en tono muy alto, luego vemos que es a causa de una boda. ¡La tranquilidad del campo!
Y proseguimos el descenso.
Enseguida salimos a la pista ancha y la tomamos hacia la derecha colocándonos en el Pla de la Mina. En cuya explanada hay un horno de cal y de frente una escalera con travesaños de madera nos conduce a dos miradores al valle.

Una nueva vista con las nubes tapando el cielo azul que hace bajar un par de grados la temperatura ambiental, no podía estar mejor el día.
Desde el Pla de la Mina giramos hacia la izquierda para caminar entre enormes carrascas, quejigos.. una delicia. Una última parada, cruce a la derecha marcado, para visitar la Cova Gelada, situada en la umbría, en su interior se puede pasar magníficamente todo el verano sin sufrir el implacable calor de Alicante.



La pista va por encima del merendero habilitado con mesas y bancos de piedra y una pequeña fuente que está seca, es la Glorieta dels Paellers. Nosotros transitamos por medio y dejando el Santuario a la izquierda vamos bajando por pequeños senderos con escaleras, que sirven como atajos de las bruscas curvas de la carretera.
Después de pasar por la Font dels Xops, cuyo caño escurre unas gotas de agua,  y llegar a la Font del Rossinyol, punto final de nuestra excursión.














El Parque Natural del Carrascal de la Font Roja un reducto de vegetación, arbolado y naturaleza bien conservada. Da gusto recorrerlo en cualquier época del año, incluso en verano, cosa harto difícil en la provincia de Alicante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario