Machado

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar". Machado.

sábado, 28 de enero de 2017

MONTCABRER NEVADO

NEVADA HISTÓRICA EN LA SIERRA DE MARIOLA


FICHA TÉCNICA-
Día:
28/01/2017
Participantes: Julián y Lourdes.
Tiempo estimado: 7 horas y media.
Distancia: 20 km.

Desnivel: 980↑↓
Dificultad: Media-alta. Por la distancia y la nieve que requiere más esfuerzo.

Rutas marcadas: GR 7. SL 25.3, PR CV 37
Folleto de rutas por Alcoy
Como llegar: Por la autovía hacia Alcoy. Salir en el primer desvío después de los túneles del Barranco de la Batalla y hay que dirigirse a la calle Barranc del Cint, en la CV 796.
Wikiloc:
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16263961

ITINERARIO:

Entrada al Barranc del Cint - Mas del Potro - Fuente del Potro - Depósito - Casetes de Vilaplana - Mas dels Capellans - Coll d'En Sabata/GR 7 - Penyes Monteses - Cruce al barranco del Carrascalet - Pla del Montcabrer - Montcabrer - Barranco del Carrascalet - Font del Carrascalet - Cruce - Font de Julià - Font dels Bassiets - GR 7 - Coll d'En Sabata - SL 25.3 - Els Talecons - Font de Serelles - Mas de Serelles - Camí de Serelles - Urbanización de Serelles - Balsa - Fábrica del Llonganiser - Entrada al Barranc del Cint



La Sierra de Mariola se extiende entre los términos municipales alicantinos de Alcoi, Cocentaina, Muro, Agres, Alfafara,Banyeres y el valenciano de Bocairent, alargándose el macizo calcáreo hacia el poniente por las sierras de Onil y la Fontanella, a los términos de Onil y Biar. Fue declarada por sus valores naturales, paisajísticos y culturales, Parque Natural por Decreto del Gobierno Valenciano, de 8 de enero de 2002.
La cumbre del Montcabrer, con 1.390 metros (en el término municipal de Cocentaina), es la más alta del Parque Natural de la Sierra de Mariola, y la tercera de la provincia de Alicante, por detrás de Aitana (1.558 m.) y el Puig Campana (1.408 m.). 
En Agres se encuentran cumbres altas como: Tejo, Rerisco, Alto de la Codolla- Loma del Enebral y la Peña del Reloj.
Además de los bosques de pino carrasco, varios arbustos predominan por la Sierra de Mariola, especies como el romero, la aliaga y la jara. Menos abundantes son las carrascas, y árboles como el arce, el fresno y el quejigo. También se encuentra la Tejera d'Agres, un reducto del bosque de tejos más meridional de Europa.



RUTA:
Aprovechando la cantidad de nieve que ha caído en la Sierra de Mariola subiremos a su pico más alto, el Montcabrer, accediendo por el interior del Barranc del Cint que hace tiempo que no lo recorremos íntegro, y regresando por Serelles inédita para nosotros.

Enseguida llegamos a la entrada al Barranc del Cint, estuvimos hace poco pero siempre nos sobrecoge la hendidura que nos permite transitar de una forma sencilla entre abruptos y verticales acantilados.























Los riscos nos envuelven desde los primeros metros del itinerario, a ambos lados grandes y sólidas rocas nos dan la bienvenida.
Desechamos a la derecha un cruce que usaremos para la vuelta, el SL 25.3., que viene de Serelles. Ahora vamos rectos hacia el paso.
























El sendero está habilitado con un empedrado que facilita el paseo hasta la hendidura que se abre entre las rocas que forman el Pic de les Aguiles (derecha) y las de les Pedreres ( izquierda)

Y lo que nos sorprende es la cantidad de agua que fluye por el interior del barranco, que nos permite caminar oyendo el sonido cantarín del murmullo del agua. Las cascadas dejan patente la gran nevada, oro blanco para las sierras, plantas, animales y humanos.



En este primer tramo intrincado no hay nieve, pero si una gran cantidad de agua que convierte los senderos en riachuelos que nos obliga a vadear de una orilla a otra.
Llegamos al Mas del Potro y enseguida nos colocamos al lado de la Font del Potro, el agua mana con fuerza formando un bonito arroyo.





Y cuando nos situamos en el cruce del Mas del Buñolero se ve una cascada y una charca en la orilla del río.
Poco a poco las rocas se abren y se ensancha el ¿camino o río?























Y encontramos la salida del encajonamiento, a la derecha un panel explicativo del Barranc del Cint. A la izquierda una pista de tierra que nos llevaría al Alto de les Pedreres. Continuamos rectos por un bosquete cerrado de pinos.
Cuando llegamos a un depósito el sendero angosto se transforma en un camino de tierra con anchura.
Rectos, sobrepasamos unas casas con perros en cuya bifurcación debemos continuar por la izquierda, por la pista principal, ya aparecen en ella unos rodales de nieve, vestigios de la tormenta de hace diez días.
Llegamos a les Casetes de Vilaplana y echando una mirada al barranco vemos, a la derecha,  la crestería de les Pedreres, zona en la que está el Projecte Canyet, para la conservación de buitres; a la izquierda la Mola.
























Hacia adelante se ven las estribaciones más al Sur de la sierra de Mariola, sus cumbres más altas teñidas de blanco.























Y cuando llegamos a un poste que indica rectos hacia el GR 7 y el Coll d'En Sabata lo desechamos y giramos a la derecha continuando rectos. Hay varios coches aparcados, puede ser un buen inicio de ruta para subir al Montcabrer.
 Ya tenemos de frente el Mas dels Capellans, debemos girar a la derecha para pasar por una barrera, roja y blanca,  y poco a poco vamos llegando a la nieve. Nos sorprende una señal de peligro por el paso de colegiales, debe de llevar años puesta.
























Desde el último huerto de olivos hacemos un atajo, abandonando la pista hacia la izquierda para ir remontando varios terraplenes que nos llevan directos al Coll d'En Sabata. Y se abren las vistas a los colosos nevados de Alicante: Aitana y Serrella destellan luz y color.


El poste indicador del GR 7, que viene de la Font Roja y se dirige al Montcabrer es el que nos marca el camino. (Hay una bifurcación a la derecha hacia Cocentaina, es el PR CV 37)
Comenzamos el ascenso, al principio hay poca nieve, y cuando ganamos altura y echamos la vista atrás la Mola es el centro de atención, detrás el cordal de la cordillera dels Plans y Carrasqueta.

Enseguida nos tropezamos con otra bifurcación, PR CV 37, a la izquierda hacia las fuentes y subida por el barranco del Carrascalet, que es la ruta que utilizaremos para la vuelta. Ahora hacia la derecha.
Y la nieve va aumentando cada paso que damos.


El corredor que ha usado todo el mundo para subir y bajar facilita el avance pero no nos libra de que de vez en cuando nos hundamos.
Y a la derecha las omnipresentes sierras de Aitana y Serrella que atraen nuestras miradas. 

























Tropezamos de frente con varias personas que regresan, están encantados, pero cansados del esfuerzo.
























Y después de varios collados vemos el imponente morro del Montcabrer.

Atravesamos el tramo que transcurre al lado de les Penyes Monteses, mucha nieve.
























Llegamos a la zona que tiene un paso rocoso. Hoy apenas se aprecian las rocas.

















Después de dejar el cruce que baja al Barranco de Carrascalet para la vuelta, superamos el Pla del Montcabrer que está sepultada por carretadas de nieve y unos pocos metros más de pendiente en la cual la nieve está más pisada nos sitúan en el vértice geodésico del Montcabrer.

Hay gente en la cima, toda una procesión.
Las vistas al Valle del Comtat, al embalse de Beniarrés, al Benicadell, a la Safor, interminables de enumerar.. Pero nuestros ojos se dirigen hacia el foco de atención, el haz luminoso lo tienen el cordal de la Serrella y el de Aitana que con el manto blanco que las cubre resplandecen.
Vamos bajando y me doy cuenta que entre las fotos y la contemplación se me ha olvidado marcar la cima en el GPS. Vuelta a la cumbre a poner el punto, que todavía estoy cerca.
Y a disfrutar de la bajada, no resbala, el paso de la gente ha dejado un carril pisado, pero la temperatura de mediodía la mantiene en buen estado.
























El valle del Comtat parece otro mundo, sin el manto blanco que nos rodea en la sierra.
O tal vez es la estampa invernal la que es irreal y fuera de lugar. La sierra parece estar enclavada en mitad de los Pirineos.
























Al resguardo de unas rocas hacemos la parada a comer, el viento ha amainado, y apenas hace frío. Estupendo día para la nieve.

Y reemprendemos la marcha,  sin llegar al poste indicador,  nos desviamos a la derecha para atajar hacia el barranco del Carrascalet. En este punto, el Pla del Montcabrer, es donde más nieve hay acumulada.























Detrás nuestra viene un grupo que también han subido desde el Barranc del Cint.
Y bajamos disfrutando de cada rincón, a pesar de hundirnos.


Giro a la derecha para atravesar el Barranco del Carrascalet que está de un blanco inmaculado, una estrecha huella nos sirve para progresar más rápido, pero cuando nos hundimos casi nos sepulta el espesor de nieve.

De frente vemos el Alto de la Codolla, por el que hicimos una ruta con nieve que iba desde la Font de Mariola y llegaba al Montcabrer.
























Y nos llama la atención un poste indicador, si es la Font del Carrascalet, debemos desviarnos unos metros a la derecha para ir a visitarla. Habíamos pasado varias veces y no la encontrábamos, igual bajaría sin agua, un pequeño caño produce el nacimiento de un arroyo que baja por todo el barranco.

Llegamos a una bifurcación muy importante del PR CV 37. A la derecha se accede al Montcabrer pasando la Font de Prats y subiendo por la loma de la cara Oeste. Nos dirigimos en dirección contraria hacia el Coll d'En Sabata, hacia Alcoy.
























Al principio hay un tramo en llano con menos nieve, pero luego tenemos trechos en los que el ventisquero ha dejado a "escombro", cantidades inusuales.

Vamos por la loma de la sierra, a media altura, atravesando barranco tras barranco.
A nuestra espalda se distingue los contrafuertes de la cumbre del Montcabrer.
Y cuando llevamos tiempo caminando pensamos que nos hemos pasado las fuentes tapadas por la nieve. Y enseguida aparece la primera la de Julià y en unos metros la otra, la dels Bassiest.


Ambas están cubiertas por la nieve, los juncos, hierba y maleza, pero tienen mucha agua que inunda el camino y baja por los barrancos.
























El cruce del PR CV 37 está al alcance de nuestra mano.

Y con una última curva enlazamos con la señal de la mañana que nos trae por las fuentes del Montcabrer.
Giro a la derecha para bajar de la loma y dar con el primer poste indicador del GR7/PR CV 37 que se dirige a Cocentaina.
Rectos siguiendo el GR 7, por el Coll d'En Sabata, llegamos al segundo poste indicador, uno de sus brazos marca la dirección del GR 7, a la derecha baja por el Barranco del Cint a la Font Roja. En otro indica, rectos,  la dirección del SL 25.3 que va de Serelles a la estación de tren de Alcoy. Tomamos este por debajo de la Mola. Pero el sendero se acaba y vemos la pista a nuestros pies. Un campo a través nos lleva a retomar la pista. A la derecha.
Llegamos a un nuevo cruce y caminamos por la pista viendo en lo alto el Mas de la Mola y la sierra del mismo nombre. Pero el track nos dice que vamos mal, retrocedemos hasta el último cruce y encontramos la pequeña senda que nos baja.

Caminamos deprisa por la senda, ésta nos conduce hasta un bosque de pinos y en una bajada trepidante la perdemos. Hemos bajado demasiado, regresamos a la pista principal y seguimos en dirección a Alcoy.
Antes de cambiar de vertiente una última mirada al Montcabrer y el Mas de Talecons en primer plano, la vista engaña no parece que haya tanta nieve como la que hemos pisado.
Volvemos a sobrepasar otro pequeño bosquete de pinos al resguardo de la sierra de la Mola.
























Y nos acercamos por encima del Mas de Serelles, pero hay una senda que se interna en el rincón y va a visitar primero la Font de Serelles, la famosa fuente que deseábamos conocer hace años.























El área recreativa es inmensa y mana abundante agua de su fuente.

Sale el agua a borbotones por debajo de la puerta, y si quitamos la botella a uno de los caños el chorro sale lanzado.









Bajamos por el camino guiados por la dirección de las barandillas de madera y el riachuelo.
























Con el sonido del agua acompañándonos en nuestro descenso abandonamos el área recreativa de les Serelles.

Salimos a una pista ancha o Camí de Serelles, al lado del Mas de Serelles, y tomamos hacia la derecha.







Al fondo el pueblo de Alcoy y el Plans nevado. Vamos haciendo varios cruces guiados por el GPS que nos saca a una urbanización fantasma llamada de Serelles y desde esta retomamos el sendero local que pasando al lado de una gran balsa nos acerca al gran cortado que forma a nuestra izquierda el  Barranc del Cint.
Pasamos al lado de la Fábrica del Llonganiser y le dirigimos un último adiós a la entrada del Barranc del Cint. Y un hasta mañana a la Serrella. Nos vamos al Hostal El Pirineo en Confrides, buena ducha, mejor cena y felices sueños. Día inolvidable, pero no nos conformamos mañana más, no nieva así todos los años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario