Machado

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar". Machado.

martes, 29 de diciembre de 2015

DE ASARTA A SIERRA COSTALERA. POR EL CORDAL DEL ALTO DE SAN PABLO, MAJUELOS Y PEÑA LA MIEL.

PANORÁMICA ESPECTACULAR DEL VALLE DE LA BERRUEZA Y ALREDEDORES

FICHA TÉCNICA-
Día: 29/12/2015
Participantes: Nieves, Chus, Diego, Julián y Lourdes.
Tiempo estimado: 2 horas y media.
Distancia: 8 km.
Dificultad: Media.
Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11824063
ITINERARIO:
Asarta - Camino de Nazar - Valla -Cordal de Costalera - Palomera 1 - Palomera 2 - Palomera 3 - Palomera 4 - Alto de San Pablo - Majuelos -  Portillo - Peña de la Miel - Portillo - Pista Nueva del Puerto (de Santa Cruz a Nazar) - Palomera 3 - Palomera 2 - Palomera 1 - Valla - Camino de Nazar - Asarta



RUTA:

El itinerario de ida hasta el cordal de la Costalera es muy sencillo. Salimos de Asarta hacia el Sur, por el viejo camino de Nazar. Por un trazado de tierra que pronto se convierte en un estrecho sendero entre fincas y encinas y robles pasamos al otro término municipal y antes de  las ruinas de la ermita de Desiñana, sin cubierta y entre vegetación. A mano izquierda quedan, al fondo, Mendaza bajo la sierra de las Dos Hermanas.
Sin llegar a su lado giramos a la derecha para cruzar una cancela verde y tomar la dirección a Gallet y Costalera. Después de una brusca curva hay una bifurcación, a la derecha sube por el barranco de la Peña de Miel por una cómoda pista de tierra que transita paralela al cauce seco del arroyo.

 Nosotros continuamos por el camino hasta la siguiente curva que vira a la derecha. Aquí está el punto de inflexión, nuestra subida al cordal de la sierra. Nos introducimos en un precioso bosque de encinas cubiertas por  hongos y musgos.


Es una senda bastante difuminada y sin ningún cairn, ni pintura. Pero está fácil de seguir. En pequeños zigzagueos vamos avanzando encontrando varias palomeras. Alguna cuenta hasta con una gran sartén. Pensamos que se preparan el almuerzo, una buenas magras con tomate.

El día está soleado, lo cual nos hace caminar con poca ropa a finales de año. Las panorámicas son fabulosas, tenemos a la vista todo el valle de la Berrueza, del Ega, de Lana, la sierra de Lóquiz, San Donato, el cabezón de Echauri, los Pirineos entre las brumas, Montejurra, y de la Ribera de Navarra y, al fondo, el Moncayo y la Peña Isasa.

Son unas estampas diferentes a las que estamos acostumbrados, solo habiamos subido por este cordal una vez  y hace muchos años.

El recorrido es paralelo al PR-NA 189 que sube de Nazar, al puerto de Nazar o la Tortura cuya pista de tierra la vemos serpenteando a nuestros pies, a la izquierda.
A la derecha cruza el barranco de la Peña de la Miel, que es recorrido también por un camino.
Cuando estamos casi a la altura de Nazar sorprendemos a dos cabras con sus recién nacidas cabritillas. Apenas tienen unos días de vida.

























Se van a esconder pero antes tenemos tiempo de sacar un par de fotos. Se muestran sorprendidas de vernos allí e incluso, una de ellas se muestra desafiante al pensar que podemos hacerle daño a su cría. Al final, acceden a la foto y se quedan tranquilas.



Seguimos avanzando por toda la crestera y dejamos, a la izquierda, un portillo que nos llevará un poco más tarde en dirección a Nazar. Volveremos a él para regresar al punto de partida de nuestra ruta.






Nuestra intención era la de llegar hasta la cima, la peña Gallet, y regresar a Asarta por el denominado Camino del Cementerio. Pero el tiempo del reloj manda y la noche va a llegar pronto. Debemos regresar y dejar la subida para otra ocasión. Nos quedamos un poco con las ganas. Retrocedemos unos metros por la senda que traíamos hasta llegar al comentado Portillo de Nazar.

Lo cruzamos. Es un antiguo paso entre las rocas utilizado para subir y bajar del monte con caballerías.



Se nota en algunos tramos que ha sido excavado en la roca para conseguir bajar y subir sin ninguna dificultad. Precioso.
Este ancestral paso nos sitúa en la base de las peñas, en el cordal de la sierra Costalera.


























La bajada es muy cómoda y tenemos al pueblo de Nazar a nuestros pies. La visión de todo el valle es preciosa. Está muy verde y más que estar en invierno parece que es primavera.

Tras andar un tiempo por el camino que viene de la Costalera llegamos a un cruce y tomamos una senda que nos sube otra vez a la crestera por la que hemos subido antes, a la altura de la primera palomera. Desde ahí, giramos a la derecha y tomamos el camino de Nazar en dirección a Asarta, por el que hemos venido unas horas antes.
Hemos salido tarde y llegamos con las últimas luces del día. La crestera que hemos recorrido la tenemos ahora a nuestras espaldas, con las nubes de tonalidades rojizas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario