Machado

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar". Machado.

domingo, 16 de julio de 2017

JÁVEA(1): MIRADORES LA FALZIA, CAP NEGRE,CABO DE LA NAO,LES PESQUERES Y TORRE DE AMBOLO-CALAS AMBOLO Y PESQUERA SOL DEL BARRANC

JÁVEA MUSA DE LOS PAISAJES MARINOS DE SOROLLA

(RUTA 2)

FICHA TÉCNICA-
Día: 16/07/2017
Participantes: Julián y Lourdes.
Tiempo estimado: 6 horas y media.(Incluye parada a comer y baño en Cala de Ambolo)
Distancia: 16 km.
Desnivel: Alrededor de 500↑↓
Dificultad: Media.
Como llegar: 
Por la autopista A7, Alicante-Valencia, hasta la salida de Benissa. Después del peaje tomamos rectos para conducir por la N-332 dirección a Oliva/Teulada. En la primera rotonda a la derecha, por la CV 740, para cruzar el pueblo de Teulada y girando a la izquierda sobrepasar el de Benitachell. Tomar a la derecha la CV 743 que nos lleva a un cruce, a la izquierda la Cala del Arenal, vamos a la derecha hacia la Granadella. Por la CV 742 hasta el km. 9. Un cartel nos indica Mirador La Falzia, primero giro a la izquierda, enseguida el cruce a la derecha y aparcar al final del carril. Otra opción es tomar la salida de la A7 en Gata de Gorgos y seguir los carteles que te conducen a Jávea, una vez en el pueblo girar la derecha en dirección a la Granadella y la CV 742.
Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=18682539


ITINERARIO: 

Jávea/Calle Pagre - Mirador La Falzia - Calle Gabriel Faure - Calle Carl Nielsen - Carrer Cap Negre - Mirador Cap Negre Alto - Mirador Cap Negre Bajo - Mirador de la Cala Punta Plana - Carrer Cap Negre - Carretera Cabo de la Nao - Club de Tenis Los Pinos - Cabo de la Nao/Faro/Vértice geodésico/Miradores - Mirador Les Pesqueres - Carretera Cabo de la Nao - Calle Igor Stravinsky - Cala Ambolo - Calle Igor Stravinsky - Carretera Cabo de la Nao - Carrer Torre Ambolo - Mirador de Torre Ambolo - SL Pesquera Sol del Barranc - Carrer Torre Ambolo - Carretera Cabo de la Nao - Carrer Cap Negre - Restaurante PePe - Carrer Georg Friedrich Haendel - Carrer Gustav Mahler - Carrer de Carl Nielsen - Carrer Gabriel Faure - Mirador La Falzia - Calle Pagre.


Joaquín Sorolla tuvo muy claro en 1896 que " Xàbia era lo mejor que conozco para pintar, supera todo lo que había visto hasta este momento". En la misma carta le confesó a su mujer, Clotilde, que “es el sitio que soñé, mar y montaña, pero qué mar”.

Fruto de ese enamoramiento nacieron decenas de cuadros que dieron a conocer Xàbia al mundo y que forman parte de la Historia del Arte. Aduanas del Mar, el Portitxol, la bahía, el Cabo de San Antonio… Sorolla pintó muchos paisajes que nos gusta contemplar en sus cuadros. http://blog.xabia.org/pintaria-sorolla-volviese-ahora-xabia/
Para descubrir los tesoros de Jávea se ha señalizado la ruta a sus miradores que en algunos tramos es por carril asfaltado.
Visita ineludible es el Cabo de la Nao, frontera entre los golfos de Valencia y Alicante,es el punto peninsular más cercano a la isla de Ibiza. Sus variadas calas merecen igualmente una visita para darse un refrescante baño.


RUTA:
Vamos a comenzar al final de una urbanización, justo al lado de la señal del mirador La Falzia.















En apenas unos metros el paisaje nos cautiva con unas estampas hacia el Cabo de San Antonio, la isla de Portitxol, el Cap Negre y los acantilados que caen verticales al mar Mediterráneo.

Impresionante. Solo por esta visión merece la pena venir a Jávea.

























Cuesta esfuerzo abandonar las barandillas del mirador y continuar hacia adelante.
























Entre lujosas urbanizaciones y la costa hay un estrecho sendero.
























Pero enseguida salimos a un carril asfaltado,  las casas invaden el cabo y caminamos por varias calles hasta llegar a un letrero, a la izquierda al Cap Negre. Cuando llegamos a la señal en vez de ir rectos al mirador señalizado vamos por la derecha y la senda nos sitúa en un balcón más alto.
Desde él podemos observar que el Montgó se asoma timidamente. La visión está medio tapada por la cantidad de pinos que crecen en el lateral del cabo, pero la isla del Portitxol, los islotes Els Pallers, la Falzia y Cap Prim atraen nuestras miradas.


Regresamos a la bifurcación y nos dirigimos al mirador Cap Negre las estampas son las mismas que del mirador superior. Hay un sendero que rodeando la peña continua y andamos por él viendo Punta Plana y su cala, pero el paso está cerrado por una urbanización. Vuelta atrás.
Nos encaminamos por el carrer del Cap Negre a buscar el cruce de la carretera del Cabo de la Nao. Igual llegaríamos por el carrer Enrique Granados, pero ante la duda de que una tapia nos cierre el paso seguimos el track que llevamos con vistas de frente al Puig de la Llorença.
Una vez en la carretera del Cabo de la Nao giro a la izquierda para caminar por el arcén. Vamos viendo las diferentes bifurcaciones que tomaremos cuando regresemos, al Mirador y Cala Ambolo, Mirador Pesqueres. Pasamos al lado del club de tenis los Pinos y ya vemos de frente el Faro del Cabo de la Nao.
 
Desde el promontorio en el que se asienta el vértice geodésico tenemos espectaculares vistas al Puig de la Llorença y los acantilados que caen en picado al mar.
Hacia el Norte una coqueta cala con acantilados invadidos por las urbanizaciones.

























A nuestro lado el Faro del Cabo de la Nao.
























En el costado del restaurante "El Mirador" hay amplias panorámicas que nos permiten ver la isla del Descubridor o Ambolo y las paredes rocosas que se precipitan al mar.

























Rehacemos el camino y en unos pocos metros nos desviamos a la izquierda para disfrutar de las vistas del mirador de les Pesqueres. Infinitos acantilados cuya visión se pierde en el azul del mar, rocas que semejan navíos surcando el océano, al fondo el perfil del faro del Cabo de la Nao y los verticales peñascos sobre los que se asienta.












Nos llama la atención una casa que está haciendo equilibrios sobre una roca y nos preguntamos como es posible llegar hasta ella. 
Volvemos a la carretera del Cabo de la Nao y enseguida una pequeña rotonda nos señala a la izquierda la Cala Ambolo. Un pequeño esfuerzo para descender, está masificado por los coches aparcados en los arcenes.
Vemos abajo una pequeña roca, al lado de la costa, que sirve de trampolín y diversión a mucha gente. Y en lo alto, enfrente de la isla del mismo nombre, la Torre de Ambolo.
Y llegamos a la orilla de esta paradisiaca playa.
Sus tonos azules/turquesas nos invitan a darnos un baño, es un placer al que no podemos resistirnos. Después un almuerzo y retornamos a la ruta.

Poco a poco, la cuesta no nos permite ir más deprisa, ni podemos porque vamos deteniéndonos con las bellas panorámicas que dejamos a nuestras espaldas. 
A la derecha la isla de Ambolo o del Descubridor que cierra la cala por el Sur. A la izquierda todos los verticales acantilados que incluso nos dejan observar el Cabo de la Nao y su faro.

























La siguiente parada es en el Mirador de la Torre del Ambolo, en primer plano la playa que acabamos de visitar, idílico rincón para darse un baño rodeado de naturaleza salvaje.




Y nuestro obstáculo para llegar a la Torre del Ambolo es esta gran puerta que nos impide el acceso a la torre vigía del siglo XVI, declarada BIC.

Cuando regresamos decepcionados vemos a la izquierda un mirador y descubrimos que hay una bajada hasta la Cala Sol del Barranc, antigua pesquera que servía para conseguir otros recursos a los habitantes de la zona.
























Eso sí, debemos de tener en cuenta que desciende más de 200 escalones y luego hay que subirlos...

























Vamos a conocerla. Después de los escalones hay que ladearse a la izquierda por un sendero de tierra en bastante mal estado que nos lleva hasta una leja de piedra que sirve de embarcadero y trampolín a los bañistas que se encuentran en esta playa, que son muchos.




















Un salto y al agua, después hay que subir por una maroma de cuerda. 
No nos apetece darnos un chapuzón. Damos media vuelta y regresamos subiendo los escalones, antes de lo que pensábamos estamos encaramados de nuevo a lo más alto del mirador. Un último vistazo a los acantilados de Benitatxel y la entrada a la Granadella, a la cala de Barranc del Sol, al Puig de la Llorença...

Nos toca avanzar por el carretil que nos saca a la Carretera del Cabo de la Nao, el recorrido nos regala imagenes del Puig de la Llorença y de la abrupta costa, incluso el Peñón de Ifach se ve al fondo.
























A la ida hemos visto un restaurante que nos ha gustado y como es buena hora para comer hacemos una parada para darnos un baño, tiene piscina,  y comer una paella. Después de refrescarnos continuamos.

















Entre cruces de calles damos con la última bifurcación que nos introduce en el sendero de tierra que transcurre por detrás de una urbanización y con maravillosas vistas a la bahía que se forma entre el Cap Negre, La Falzia,  el Cap Prim, y la isla del Portitxol.
























A su resguardo vemos una cantidad de barquitas varadas que nos dejan asombrados, está masificado, pero no nos extraña el enclave es paradisiaco, no hace falta ir al Caribe para disfrutar de cristalinas aguas, de paisajes de ensueño.
Una última mirada desde La Falzia y nos despedimos por el momento de la costa de Jávea, bella y sorprendente, con vertiginosos acantilados que terminan en aguas de tonos turquesas.